El creador poblano que lleva el stop motion mexicano a otro nivel

Nota publicada originalmente
en Entrepreneur.

HACE 10 AÑOS, César Cepeda, poblano egresado de Artes Plásticas del Universitario Bauhaus, empezó a hacer un cortometraje de stop motion en su casa utilizando material reciclado y sin la ayuda de alguien más.

“Tenía la tonta idea de que lo podía hacer yo solo en mi casa. A mí, como artista plástico, me formaron pensando en el trabajo individual y el ego del artista”, recuerda. “Pero afortunadamente me fui dando cuenta de lo difícil que es y de que debe ser un trabajo en equipo”.

Como ya se había empezado a correr el rumor de su proyecto, César lanzó una convocatoria para saber quién más quería hacer stop motion en el estado de Puebla, y eso provocó que se encontrara con otras personas que, como él, estaban interesadas en la animación.

Así nació lo que hoy es Kraneo Estudio, un colectivo de artistas audiovisuales conformado, en su mayoría, por diseñadores gráficos, cineastas y artistas plásticos que generan contenidos especializados en animación stop motion.

“A diferencia de lo que suele pasar en otros estudios, que tienen una estructura piramidal, nosotros somos como una especie de cooperativa, somos un colectivo con una horizontalidad que permite que muchos de los integrantes puedan ya sea dirigir un proyecto, producir, generar una idea o crear un contenido”, explica César.

El stop Motion es una técnica de animación que consiste en aparentar el movimiento de objetos estáticos mediante una serie de imágenes fijas sucesivas. Algunas producciones de este tipo que han sido populares en los últimos años son “Isla de Perros”, “La Vida de Calabacín”, “Frankeweenie”, “Coraline” y “El Extraño Mundo de Jack”, por mencionar algunas.

Orgullosamente poblano

Desde hace un par de décadas, en Puebla surgió una corriente de creadores dedicados a la animación a partir de la creación de una productora llamada Animex, fundada por el realizador Ricardo Arnaiz y que rápidamente alcanzó niveles importantes.

El primer largometraje de Animex, “La Leyenda de la Nahuala” (cuya historia se desarrolla precisamente en Puebla), fue un éxito en taquilla, además de que ganó el Ariel y otros premios, lo cual hizo que muchos voltearan a ver su trabajo y demostraran que en México se podía hacer animación.

“Ricardo es un pionero porque nos enseñó a todos que era posible hacer animación en Puebla, y desde ahí me quedó la ‘cosquillita’ de dedicarme a esto”, menciona César.

Con esta inspiración, su iniciativa de realizar un cortometraje con stop motion y la convocatoria que lanzó –la cual atrajo a varias personas que ya habían trabajado en Animex–, César pudo terminar en 2011 el primer stop motion realizado en Puebla: “Debajo del Árbol”.

Cuando se consolidaron como estudio

Este primer cortometraje llamó la atención en diferentes foros por su calidad y se presentó en varios festivales, pero especialmente le sirvió a César, que hoy tiene 32 años, para comprender mejor la forma en la que hay que trabajar en esta industria.

“Me ayudó mucho conocer a gente de cine y entender el orden y rigor que tienen las producciones cinematográficas, pude entender que hay que generar un modelo de trabajo, con temas como tiempos de entrega y presupuestos; además de organizarme como artista y generador audiovisual”, reconoce.

Al principio, en Kraneo trabajaban simplemente como un colectivo de artistas, pero conforme fueron creando más obras –como productos publicitarios para clientes como Nestlé–, tuvieron que consolidarse formalmente como un estudio.

“Los clientes nos pedían cosas como el nombre del estudio o la razón social, así que ellos nos obligaron ser una empresa y una marca, lo cual también nos ha permitido estabilizarnos y acceder a más oportunidades, como darnos a conocer en festivales y otros eventos destinados específicamente a estudios de animación”, señala.

Hoy, ya tienen un nivel de calidad muy alto y competitivo en sus producciones, llevando el nivel de stop motion a un nivel que no se había visto antes en México.

Su cortometraje “Elena y las sombras”, ganó la Diosa de Plata en 2017 y fue nominado al Ariel, además de que fue exhibido en diferentes foros con gran éxito.

Es momento para el stop motion de calidad en México

Después de estos años de trabajo, para César, México vive un momento muy importante en la animación stop motion.

“Después de tanto tiempo de espera, vienen muchas películas en stop motion y yo creo que nos habíamos estado esperando a tener la calidad necesaria, la cual ya definitivamente tenemos”, asegura.

Kraneo mantiene un sentido colectivo, por lo que también realiza alianzas con otros estudios en México y Latinoamérica para realizar más producciones.

“En Kraneo estamos desarrollando nuestro propio largometraje, que se llama ‘Julia y el Portal del Abismo’, y además estamos apoyando a otro estudio en la Ciudad de México, Cinema Fantasma, en su largo que se llama ‘El Aprendiz del Fénix’”, revela.

Asimismo, gente de este estudio trabajó en un largometraje que se está haciendo en Guadalajara y ahora también trabajan en dos coproducciones, una con un estudio de Ecuador y otra en Argentina. “Nos encanta expandir y conocer nuevas formas de hacer las cosas”, apunta César.

“En Kraneo fungimos un poco como centro de capacitación y ‘exportamos’ personas a otros estudios que requieren talento stop motion mexicano. No somos nada envidiosos, nos encanta colaborar”.

No es jugar con muñequitos

César advierte que el mundo del stop motion es complejo y requiere de organización y sacrificio.

“A veces, ser creativo hace que inviertas demasiado tiempo en el aspecto artístico y te olvidas de otros temas también importantes, como el asunto legal, el financiero e incluso de las declaraciones fiscales, por eso necesitamos encontrar la manera de seguir siendo creativos y productivos de la manera que la industria lo requiere”, subraya.

Para quienes desean dedicarse a esta labor, César dice que no es un trabajo que se olvide al salir de la oficina, ya que prácticamente se vive de manera permanente con él.

“Muchos creen que es muy divertido hacer animación y que solamente vas a estar jugando con muñequitos, pero la verdad es que requiere horarios muy complejos y rigurosos, una gran disciplina, incluso física, porque pareciera que solamente estamos encerrados haciendo nada y sentados frente a una computadora, pero en realidad tenemos que mantenernos activos y alimentándonos bien para poder aguantar las largas jornadas de trabajo”, describe.

En contraste, dice que una gran ventaja del stop motion es que se puede trabajar prácticamente con lo que sea y que no se requiere un gran capital inicial.

“Se puede empezar con una inversión muy baja: un estudio puede arrancar con una computadora, una cámara y mucha creatividad; con una inversión de no más de 20,000 o 30,000 pesos puedes empezar a generar publicidad y contenidos para poco a poco ir adquiriendo el material que haga falta. Conforme los proyectos crecen, se requiere una inversión de capital más importante, pero es paulatino”, afirma César.

La creatividad es lo más importante en el stop motion, reitera. “Se pueden hacer cosas hasta con un teléfono o una tablet y se pueden hacer realizaciones increíbles. Incluso estudios como Aardman (los creadores de Wallace y Gromit y de filmes como “Pollitos en Fuga”) ya han hecho comerciales completamente realizados con un celular”, indica.

Estarán en Pixelatl

La industria multimedia y audiovisual emplea a 10 millones de personas en todo el mundo y genera ventas por 567,000 millones de dólares, por lo que es un campo en el que hay grandes oportunidades de negocio.

Además, los contenidos de animación son los preferidos de las audiencias mexicanas. Por ejemplo, a finales de julio pasado, Disney anunció que “Toy Story 4” se convirtió en la película más vista de todos los tiempos en México, dejando atrás a títulos como “Avengers: End Game”.

“Estamos convencidos de que si queremos que la industria en México cambie, tenemos que hacer nuestros propios contenidos y generar nuestras propias empresas y nuestros propios modelos de trabajo”, señala César.

“En Kraneo ha sido muy difícil y complicado dedicarnos a esto, pero también es muy valioso porque nosotros, como creadores, nunca pensamos ‘quiero que me contraten en una empresa’. Somos muy autodidactas y también emprendedores”.

En septiembre próximo, Kraneo participará en la octava edición del festival Pixelatl (pixelatl.com/es-MX), que reúne en Cuernavaca a expertos y fans de la animación, los videojuegos y los cómics. De hecho, este estudio es el encargado de la imagen oficial del encuentro.

Para ello, el equipo de Kraneo produjo un cineminuto que será estrenado durante el festival y que, de acuerdo con César, ha sido uno de los mayores retos del estudio.

“Sabíamos que este cineminuto lo iban a ver animadores, entonces tuvimos que fijarnos todavía más en temas como la calidad técnica, por lo que ha sido el momento más duro pero también mas satisfactorio para nosotros”, destaca.

Pixelatl se llevará a cabo del 3 al 7 de septiembre en tres sedes de Cuernavaca: cine Morelos, Salón Casa Nueva del Hotel Las Mañanitas y Hotel Flor de Mayo. Habrá 54 invitados internacionales que colaboran en importantes empresas como Pixar Animation Studios, Disney, Cartoon Network, Lab Zero Games, Light & Magic, DC Comics y Netflix.

Se espera la presencia de 3,000 asistentes que participarán en las conferencias, talleres y demás actividades.

...coméntale!...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s