¿Cómo enfrenta México su reapertura turística de cara a la ‘nueva normalidad’?

Nota publicada originalmente
en lopezdoriga.com.

El turismo en México reabre sus puertas a partir de la segunda quincena de junio y se enfrenta a la nueva normalidad que presenta un panorama mundial sumamente difícil y que está pasando por una crisis nunca antes vista; sin embargo, esta es una de las industrias más acostumbradas a enfrentar todo tipo de adversidades.

Las últimas cifras disponibles sobre el comportamiento de la industria turística en México indican que, en abril, este sector registró una caída de 93.7%, mientas que el número de viajeros que llegaron al país cayó 78.5%, comparado con el año anterior.

Estas cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) nunca antes vistas se complementan con el dato de que el gasto total, es decir, el que realizan lo turistas nacionales e internacionales, fue de 131.3 millones de dólares, una cifra muy lejana a los más de 2,000 millones de dólares captados en abril del año pasado.

En ese panorama sombrío, la “industria sin chimeneas” se prepara para retomar sus operaciones, lo cual parece que no es suficiente para garantizar que se recupere de manera inmediata.

“Calculamos que la recuperación del sector turístico se llevará de dos a tres años”, afirmó Luis Humberto Araiza, presidente de la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur) durante una conferencia virtual.

“Entre más rápido podamos superar la pandemia, más fácil podremos entrar con una promoción fuerte para que los destinos turísticos vuelvan a recobrar su flujo de visitantes y que el turismo se convierta en una herramienta de recuperación económica para México”.

Pero no todo será abrir los hoteles y los atractivos turísticos para que esta industria se recupere, sino que los hoteleros, touroperadores, concesionarios, guías, restauranteros y demás implicados deberán ir en contra de la imagen que ha transmitido el país al mundo sobre el manejo de la contingencia sanitaria.

“Desafortunadamente, por cómo se ha manejado el tema de la pandemia, la marca México está un poco aboyada”, señaló Alejandro Zozaya, presidente ejecutivo del conglomerado de empresas turísticas Apple Leisure Group, al participar en el simposio virtual “La nueva era del turismo”, organizado por el Centro de Investigación y Competitividad Turística Anáhuac y el Consejo Nacional Empresarial Turístico.

“No podemos depender del gobierno federal, porque el turismo no es una prioridad en la agenda del presidente”, aseguró.

Cielos cerrados

Ante este panorama adverso, la industria turística está buscando sus propias vías de recuperación económica y de generación de confianza en los usuarios.

En el caso de la aviación, la pandemia produjo pérdidas anuales récord, que ascienden a unos 84,000 millones de dólares a nivel mundial; tan solo en Latinoamérica, los ingresos disminuirían unos 18,000 millones de dólares, considerando que 93% de los vuelos regulares se mantuvieron en tierra, de acuerdo con cifras de la Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA).

En México, las pérdidas de las industria aérea de pasajeros ascendería a unos 5,300 millones de dólares, según la IATA, poniendo en riesgo casi 40% de los empleos que genera en el país, es decir, más de 530,000.

La aerolínea mexicana Aeromar se ha mantenido volando durante la contingencia sanitaria, aunque haciendo ajustes en su disponibilidad de rutas y limitando el número de pasajeros por viaje, ya que únicamente ofrece 50% de su capacidad con un esquema en la asignación de asientos para mantener la sana distancia entre pasajeros, a quienes solicita el uso de cubrebocas, explicó Juan Ignacio Rosello en conferencia virtual.

“Sabemos que debemos convivir con la sana distancia. La iniciamos a fines de marzo, inicialmente hasta el 30 de abril. Pero actualmente la tenemos hasta el 30 de junio y, dependiendo de la continuidad, lo estaremos extendiendo”, adelantó.

Esta línea, que cubre importantes rutas locales, pudo mantenerse en el aire gracias a que, por las características de sus aeronaves, le resulta más económico volar que a otras empresas.

La estrategia en el Pacífico

La reactivación turística de México dependerá de las acciones que emprenda cada destino, por lo que –ya sea por ciudad, estado o región– cada uno ha estado anunciando sus propios planes, alianzas y estrategias.

En el caso del Pacífico mexicano, Acapulco, Ixtapa-Zihuatanejo, Manzanillo, Puerto Vallarta y Puerto Escondido formaron el “Frente del Pacífico”, el cual ofrecerá diversos paquetes, promociones y descuentos, como vuelos desde 949 pesos con Aeromar hasta el 31 de diciembre.

Acapulco, terminó mayo con una ocupación hotelera de 25 a 30%; Ixtapa Zihuatanejo, con tasa cero; Manzanillo, 10%; Puerto Vallarta, con ocupación de entre 8 y 15%, y en Puerto Escondido, los hoteles también reportaban 0% de ocupación.

En el “Frente del Pacífico”, tan solo Acapulco participará con 20 hoteles y servidores turísticos que ofrecerán beneficios como cenas, desayunos gratis y ascensos de categoría, reveló Abril Damián, del Fideicomiso para la Promoción Turística de ese destino durante la conferencia virtual en la que se presentó el nuevo programa.

La reactivación del Caribe

Quintana Roo es el destino turístico más importante de México con lugares como Cancún, Playa del Carmen, Cozumel y Tulum en donde se reúnen más de 100,000 cuartos de hotel y 22.8 millones de visitantes el año pasado.

Pero la contingencia sanitaria hizo que solamente entre abril y mayo dejaran de llegar alrededor de 4 millones de viajeros, reveló Darío Flota, director general del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo en una videoconferencia.

Oficialmente, Cancún se reabrió al turismo el 8 de junio, pero Flota dice que será imposible alcanzar los niveles anteriores en el corto plazo: “Probablemente nos llevará todo 2021 recuperar lo que teníamos en 2019”, calculó.

Ese estado diseño un protocolo denominado “Certificación en Protección y Prevención Sanitaria en Instalaciones Turísticas (CPPSIT), el cual está alineado con los criterios del Consejo Mundial de Viajes y Turismo, y establece criterios sanitarios que que incluyen toda la experiencia del viajero, desde su desembarque en el Aeropuerto Internacional de Cancún, el transporte a su hotel, su estancia en el centro de hospedaje y sus salidas a los distintos tours que se ofrecen en los destinos. En solo un par de semanas, se rebasó la expectativa del número de empresas turísticas que buscan obtener esa certificación, ya que 4,300 se registraron para obtenerlo.

Hoteles con criterios de hospital

En el caso de los hoteles de Quintana Roo, además de esta certificación, cada uno estableció sus propias estrategias, mencionó Flota. “Prácticamente todos exceden el requerimiento mínimo y una sola cadena ha tenido más de 145 cambios en sus protocolos”, reveló.

Uno de los hoteles más nuevos y exclusivos de la Riviera Maya, Hotel Xcaret, fue uno de los primeros en presentar sus nuevos protocolos sanitarios –al que denomina “Xcaret 360”–, el cual incluye acciones como reducir el aforo a 50% de su capacidad, desinfectar las áreas y superficies de alto contacto con frecuencias de hasta 30 minutos, tomar la temperatura con dispositivos digitales a distancia a cada persona que acceda a sus instalaciones, colocar tapetes de desinfección, recomendar enfáticamente el uso de cubrebocas a sus visitantes, desinfectar las habitaciones dos veces al día con productos avalados internacionalmente y ofrecer servicio a la carta o de buffet asistido en sus restaurantes. Lo mismo aplica para sus parques y servicios de transportación.

“Vamos a invitar a la gente a que cumpla con las nuevas necesidades, como que en el restaurante no haya más de cuatro personas en un espacio de 10 metro cuadrados”, compartió Anita Hernández, gerente de Comunicación y Relaciones Públicas de Hoteles Xcaret, en entrevista con López-Dóriga Digital. “Es para que los huéspedes se sientan tan seguros como en casa”.

Durante la contingencia sanitaria, esta empresa no despidió a ningún colaborador –entre los que también hay personal como expertos en tirolesa, caballerangos, actores, veterinarios, albañiles o médicos– y, en cambio, todos tomaron cursos de capacitación y trabajaron en la implementación de más de 1,300 acciones para abrir sus puertas, afirmó.

Todos los nuevos protocolos, explicó Hernández, se “tradujeron” para que los visitantes pudieran entenderlos de manera sencilla y, además, se publicaron en un micrositio para compartir esa información con toda la industria turística.

En los próximos meses, la apuesta de Xcaret es captar al turismo nacional. “Todo el Caribe mexicano vamos a depender mucho del turismo local, y por eso lanzamos una campaña llamada ‘#QuédateEnMéxico’, para que venga y nos den la oportunidad de ser su refugio después del confinamiento”, adelantó.

“Hoy más que nunca necesitamos de todos los mexicanos para que Quintana Roo recupere su fuerza, porque el turismo es nuestro pilar fundamental; y a nivel nacional representa casi 10% del Producto Interno Bruto (PIB), por lo que contar con el turismo interno será fundamental”, subrayó.

Por ahora, para la primera noche de reapertura del hotel, ya tienen agendada una boda y su parque principal abrirá esa misma fecha; el resto de sus instalaciones y  tours reabrirán el 1 de julio. La empresa también continúa con sus planes de inaugurar dos nuevos hoteles para 2021, informó Hernández.

Adicional a esto, hace unos días anunció que obtuvo el Sello de Viaje Seguro (Travel Safety Stamp) de parte del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC, por sus siglas en inglés), al cumplir con los estándares de higiene y sanitización solicitados por la Organización Mundial del Turismo.

También fueron reconocidos por Zurab Pololikashvili, secretario general de ese organismo, por todas las acciones que ha llevado a cabo. “Ha hecho una valiosa contribución al paquete de recomendaciones para la recuperación que la OMT ha anunciado”, declaró hace unos días.

Otra organización hotelera que presentó ampliamente sus protocolos sanitarios fue Grupo Posadas, quien además hizo una alianza con la empresa 3M, fabricante de productos de higiene, desinfección y sanitización aprobados por instituciones como la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA), que avalan que son eficaces contra el coronavirus SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad del COVID-19.

Así, crearon protocolos de sanitizacióny nebulización de las habitaciones y crearon políticas para sus usuarios, como contar con un cupo máximo en sus albercas, distanciamiento entre camastros y aumento en la desinfección de las instalaciones.

Otras cadenas, como Grupo Mundo Imperial, Hilton, Marriott y City Express también han preparado diversos protocolos.

Asunto nacional

El Sello de Viaje Seguro de la WTTC también le fue otorgado a Yucatán, uno de los estados con mayor crecimiento de turismo en los últimos años en México y que en 2019 cerró con un récord de 3.2 millones de visitantes, un crecimiento de 17% en derrama económica de turismo y una captación de 15,000 millones de pesos  de inversión privada turística. En total, esta actividad representa hoy alrededor de 10% del PIB del estado.

Michelle Fridman, secretaria de Fomento Turístico de Yucatán, dijo que las medidas que tomaron las autoridades locales durante la pandemia fueron muy rigurosas para privilegiar la salud, por lo que la actividad turística paró prácticamente por completo e, inclusive, en algunos casos se puso la infraestructura al servicio del personal que atendió a los pacientes de COVID-19.

En charla con López-Dóriga Digital, la funcionaria dijo que se diseñaron diversos programas de apoyo económico y se creó un protocolo para capacitar y certificar a los profesionales del turismo en temas sanitarios para estar listos en el momento en el que llegara el momento de reabrir el destino de manera gradual, escalonada y responsable.

“Una de las cosas que van a privilegiar los turistas y las empresas de ahora en adelante es la parte sanitaria, porque para ellos va a ser mucho más importante llegar a un establecimiento que te garantice seguridad”, indicó.

Por ello, esta secretaría trabajo de cerca con con instancias como la Secretaría de Turismo federal y la Universidad Autónoma de Yucatán con el fin de crear un sistema lo suficientemente robusto para homologarse con otros programas y certificaciones internacionales para ofrecer a los visitantes una mejor experiencia en su viaje.

“Esta crisis nos vino a enseñar que no tenemos cosas aseguradas”, reflexionó Fridman. “Vivimos una especie de ‘esquizofrenia’ en el turismo, porque pasamos del optimismo al pesimismo en cuestión de segundos: primero vemos notas alentadoras de gente que quiere viajar y de que las reservaciones siguen creciendo, pero por el otro lado vemos una realidad contrastante que nos golpea con lo sanitario y lo económico”.

Recalcó que los destinos que manejen mejor la cuestión sanitaria, probablemente no serán los primeros en regresar, sino que serán los mejor compensados con la preferencia del público.

“La recuperación de la industria será lenta, porque la afectación es muy grande, nunca antes vista; pero también somos un sector muy resiliente, por lo que si aprendemos de esta crisis podremos salir como una industria más fortalecida y aprovechar este bache para renovarnos en cuanto a los sanitario, lo digital y lo sostenible”, señaló.

El distintivo de la WTTC otorgado a Yucatán también lo han recibido otros destinos en el mundo, como Arabia Saudita, Barcelona, Portugal, Sevilla, Turquía, Bulgaria, Jamaica, Mauricio y Ontario.

Pero no solamente los destinos turísticos se vieron afectados por la contingencia sanitaria, también los destinos de negocios, convenciones y eventos acumularon importantes pérdidas durante el primer semestre del año.

La industria de reuniones mexicana en general estima perder 153,000 millones de pesos en términos de gastos directos, indirectos e inducidos, además de que reduciría su participación en el PIB nacional de 1.64% a 1.4%, informó el Consejo Mexicano de la Industria de Reuniones (COMIR).

En un comunicado, la organización anunció que se espera que, cuando se levanten las medidas sanitarias, se espera que se realicen cerca de 259,000 eventos, lo que implica una reducción de 60,000 respecto a 2019.

Tan solo en Nuevo León, se postergaron más de 100 eventos que se podría realizar durante el segundo semestre del año, si las autoridades sanitarias lo permiten.

“Podríamos tener un gran segundo semestre, por lo que tenemos agendado y comprometido se viene muy fuerte de eventos”, aseguró Miguel Ángel Cantú, titular de la Secretaría de Turismo de Nuevo León durante una conferencia virtual.

La transformación de la industria

Una de las grandes oportunidades que trajo esta crisis es la transformación de la industria turística en México.

Al participar en el simposio “La nueva era del turismo”, Miguel Torruco, secretario de Turismo federal, dijo que la pandemia hizo evidente la decadencia de los modelos tradicionales de hacer turismo.

“Nuestro turismo requiere redefinirse para continuar siendo un referente de vanguardia e innovación. Es fundamental que investigadores académicos, prestadores, trabajadores, empresarios y autoridades de los tres niveles de gobierno seamos sensibles a temas como la protección y preservación de nuestros recursos naturales el bienestar social y comunitario la inclusión y la diversidad, así como hacia la urgencia de construir juntos un México mejor”, afirmó.

Una de las mayores transformaciones que requiere la industria turística para estar a nivel internacional –y del siglo XXI– es la digitalización, y justo es uno de los temas en los que trabaja Visit México, la plataforma digital de promoción turística del país que, con los cambios de la administración actual, pasó hace unos meses del manejo gubernamental a operar exclusivamente con capital privado.

Carlos González, director general de Visit México, indicó que el COVID-19 llevó al mundo a un campo nuevo y desconocido, por lo que muchas estrategias planeadas para 2020 se fueron a la basura, entre estas la que tenían preparadas ellos.

De esta manera, tuvieron que repensar la forma de promover a México con otros enfoques, mensajes y estrategias que no eran las originales y darle mayor impulso a temas como la digitalización del sector turístico de México.

“Hoy, 85% de las personas en México tienen un smartphone, pero 80% de las Pymes mexicanas no tienen estrategias para comunicarse con esos smartphones; entonces, por un lado tienes un público listo, pero por el otro tienes a empresas que no están preparadas, por eso tenemos que conectarlos sin intermediarios”, explicó en charla con López-Dóriga Digital.

El ejecutivo afirmó que la tecnología es la herramienta que puede ayudar mejor a democratizar los ingresos del turismo, lo cual se logrará únicamente apoyando a las pequeñas y medianas empresas.

Hoy, las agencias de viajes online proporcionan a los viajeros la posibilidad de reservar servicios como avión, hospedaje, tours o restaurantes desde antes de salir del lugar de origen. “Prácticamente puedes llegar a un destino sin un centavo y tener un viaje funcional, por eso los turistas ya no dejan una derrama en México porque ya lo tienen pregastado”, describió.

Es por eso que es importante que las pequeñas y medianas empresas dedicadas al turismo sean visible digitalmente y tengan la manera de hacer transacciones en internet, ademas de que las personas encuentran en internet no precisamente los mejores lugares par visitar, sino los que tienen una estrategia digital, aseveró González.

Así, con un solo pago, Visit México ofrece a las Pymes un servicio para crear su página de internet, una app, conexión con Google My Business y otros apoyos para subirse a la red, que es donde hoy están la mayoría de los viajeros y que durante la nueva normalidad tendrá una mayor relevancia a nivel mundial.

“Las IP vamos a ser los principales responsables de empujar y acelerar la recuperación económica de nuestro país y por eso tenemos que centrarnos en que cada peso que gastemos lo gastemos en México para así poder reactivarlo”, apuntó.

Todos quieren seguir viajando

En diferentes foros se ha dicho que debido a las circunstancias que tendrá el mundo durante la nueva normalidad –como incertidumbre sobre la seguridad sanitaria de los destinos, las restricciones que implante cada país y la inminente crisis económica global– la opción de la mayoría de los viajeros será visitar lugares cercanos al sitio en el que radiquen.

De acuerdo con un estudio del sitio de viajes Booking.com, 51% de sus usuarios mexicanos desean visitar destinos dentro del país, lo cual es un cambio importante con respecto a los mismos meses del año pasado, cuando esta cifra era de apenas 33%.

Desde principios de marzo, los principales destinos nacionales de la lista de deseos de los usuarios mexicanos de este sitio está conformada por Cancún, Ciudad de México, Playa del Carmen, Puerto Vallarta y Guadalajara.

En segundo lugar, los viajeros mexicanos enlistan destinos de Estados Unidos, aunque no descartan lugares como España, Colombia y Francia en su top 5.

Así que México inicia su reapertura turística con pérdidas de hasta 4,100 millones de dólares, de acuerdo con estimaciones del Centro de Investigación y Competitividad Turística de la Universidad Anáhuac (Cicotur), pero con muchas ganad de viajar y recibir viajeros.

Pero el Cicotur previó que el PIB se reduciría a una participación estimada en el PIB nacional de 4.9%, siendo que en 2018 la proporción fue del 8.7%.

El panorama es complicado, pero esta industria está “acostumbrada” a levantarse de crisis, conflictos sociales, problemas políticos y fenómenos naturales, por lo que es una de las más resilientes que existen. Queda ver cómo se transforma para adaptarse a la “nueva normalidad”.

...coméntale!...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s