#reportevial El tráfico: ese hijodesureputachingadayculerapinchemasdrecabrona que no extraño

...el maldito tráfico... (foto: tomada de cnn méxico)
Ahora veo que las horas que perdí en el tráfico en los últimos años nunca las recuperaré… qué poca madre.

“…decir que llegaste tarde por el tráfico
ya no es una explicación válida (aunque sea cierto)…

EN la Ciudad de México, hacer una hora en coche para llegar a cualquier lado es considerado un acontecimiento de buena suerte, aunque sólo se recorran unos cuantos kilómetros.

Entre obras, semáforos descompuestos, conductores que se pasan los altos, choferes de microbús que bloquean el tráfico por sus huevos y concentración infame de miles de coches en un mismo lugar, circular en el DF es pesado y estresante.

Ya no importa la hora, el día o la zona de la ciudad, tampoco si llueve, es quincena o hubo un accidente, siempre hay que salir con mucha anticipación si es que se quiere llegar a tiempo a cualquier lado.

Decir que llegaste tarde por el tráfico ya no es una explicación válida (aunque sea cierto), las vías rápidas ya no son rápidas y cuando alguien tiene cierta estabilidad en su trabajo, lo que hace es mudarse cerca de la oficina.

A todo esto se le puede sumar que el transporte público es insuficiente, lento, peligroso e incómodo; es más, en lo últimos años se ha invertido más (o al menos así parece) en obras viales que en transporte público.

Hasta tres horas se invierten en transportarse diariamente en la capital (sí, sí, hay quienes invierten mucho menos, pero no son la mayoría) y no parece haber soluciones inmediatas y gratuitas: estamos fritos, para decirlo pronto.

Paulatinamente nos fuimos acostumbrando a hacer más tiempo a cualquier destino, a permitir que los miscrobuseros hagan lo que se les antoje (¿han usado últimamente un paradero?) y a perder más horas que antes ocupábamos en otras actividades, como dormir, convivir con amigos o tu familia y salir por las noches.

Llevo unas semanas desintoxicándome del tráfico y en verdad me pesan esas horas que perdí durante estos años en las que pude convivir más con mi familia, hacer más ejercicio, leer o salir a cenar cerca de casa.

Los chilangos ya se acostumbraron a vivir así, pero lo peor es que quizá faltan tiempos peores, porque no se ven mejoras, al menos, en el corto plazo.

Por lo pronto, me quedo con una frase que me dijo hace unos días Chuck Pereda: “Subir a Santa Fe le gana a ver crecer el pasto”.

@carlostomasini

2 Comments

  1. Sí, ir hasta Santa Fe es totalmente una infamia! y tampoco veo que vengan mejores tiempos, pero creo que el metro y metrobus pueden hacerse más amables si lo ves todo con ojo de folclor y novedad, hasta se hace divertido. Pero bueno, eso de la excusa del tráfico para evitar retardos ya no sirve, así que mejor oficina móvil. Saludos prof!

    Me gusta

  2. Entiendo perfectamente el punto, lo he vivido y por eso que decidí cambiar de rutina. Ahora vivo mucho más feliz sin auto y me voy a pie a casi todas partes, me he acostumbrado a usar el metro de vez en cuando y bueno, realmente para mí ha sido más fácil vivir de este modo ¿Cómo me las he arreglado para librar los retardos? No lo sé, pero creo que en la Ciudad de México hace falta que la gente camine; eso ayudaría hasta a mejorar el ánimo

    Me gusta

Responder a Ingrid Alcazar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s