El editor 3.0

editor3.0-1

Publicado el 13 de enero de 2016
en el blog de Danilo Design:
leer en el blog de Danilo Design

AQUELLAS REDACCIONES DE PERIÓDICOS que se veían en las películas, donde decenas de personas se ponían de acuerdo para establecer la manera en la que se haría la cobertura de una noticia (como el último acto heroico de Superman), quedaron en el pasado.

Aunque a los periodistas tradicionales no les gusta esto, lo cierto es que las redacciones de los medios son cada vez más pequeñas, y quienes trabajan en ellas tienen que realizar un mayor número de tareas, por lo que ya tampoco existen esos personajes de las series de televisión que se pasaban horas frente a la máquina de escribir construyendo una historia.

En las redacciones de los medios de la era digital, una sola persona debe ser capaz de redactar, tomar fotos, editar videos, grabar un podcast y actualizar redes sociales, por lo que el perfil de los nuevos generadores de contenido debe tener características que no contemplaban los programas académicos de Comunicación o las descripciones de puestos de los diarios.

Amplios conocimientos

Estos nuevos generadores de contenido –los “editores 3.0”- deben dominar varios temas, consumir todo tipo de medios y seguir al minuto las conversaciones más relevantes que se generen en las redes sociales.

Es importante que tengan amplia cultura general y que sepan dónde buscar rápidamente información sobre los temas que no dominan, además de que estén dispuestos a aprender y a trabajar en equipo.

En resumen, los “editores 3.0” deben generar contenidos de la misma manera en la que la audiencia los consume: en formatos multiplataforma, de manera inmediata y aportando nueva información.

El trabajo diario

Antes, un editor era un profesional que decidía, coordinaba y corregía contenidos, pero hoy también los genera y publica, por lo que algunas de sus nuevas tareas son redactar artículos, escribir guiones, editar videos, hablar ante el micrófono y saber pararse frente a una cámara, por lo que la facilidad de palabra, la ortografía y el dominio del lenguaje audiovisual son indispensables.

En México, grupos como Excélsior o Milenio, llevan a cabo un trabajo similar con sus periodistas, quienes al cubrir una noticia deben mandar su reporte vía telefónica en vivo para la radio, enviar la nota desde el celular (con todo y foto) para la versión web, grabar a cuadro el reporte para la televisión –además de escribir el guión- y redactar una nota para el diario impreso del siguiente día. Pero el “editor 3.0” agrega un paso más: publicar.

Para muchos periodistas tradicionales (los que suelen llamarse “de la vieja guardia”), esta manera de trabajar es una especie de “explotación”; sin embargo, las nuevas formas de consumir medios y la inmediatez que requieren obliga a aplicar esta nueva forma de organización.

Este cambio no es una mala noticia para los periodistas, sino una nueva área de oportunidad y un cambio en su labor, como sucede en la redacción del New York Times, donde se incluyeron desarrolladores que ahora ayudan a los periodistas a construir historias uniendo textos, videos, fotografías, animaciones y todo lo que ayude a contar una historia en un solo producto multimedia.

La incorporación de las tecnologías permite crear nuevas narrativas, como sucede en la versión digital de Vice, que apuesta por buscar historias atractivas y presentarlas de manera más original, aunque para ello tenga que olvidarse de la inmediatez y de competir con otros medios, elevando así la calidad de sus videos y, sobre todo, de la información que presenta en ellos.

Otra nueva forma de organización de las redacciones es la que implantó recientemente Grupo Expansión en México, donde los equipos que estaban divididos en más de 20 publicaciones diferentes, se transformaron en tres (hard news, soft news y deportes) para producir contenidos multiplataforma dirigidos a una cantidad similar de títulos.

Algunas precisiones

Los “editores 3.0” no deben ser considerados por las empresas como una nueva manera de ahorrar en la nómina, sino como un nuevo profesional que se adapta a las nuevas necesidades de los medios de información.

Asimismo, es importante considerar que las nuevas tareas de los “editores 3.0” llevan más tiempo, por lo que hay que privilegiar la calidad y la originalidad y no pensar únicamente en la cantidad. Alguien que toma video no puede tomar fotos de calidad al mismo tiempo, y alguien que haga una entrevista en vivo no necesariamente tiene material para hacer un reportaje.

En cuanto a las universidades, éstas deben adaptar sus programas para que sus egresados dominen la generación de contenidos multiplataforma, así como poner especial énfasis en desarrollar habilidades como ortografía, cultura general y toma de decisiones, además de estimular la generación de estrategias, el trabajo en equipo y la apertura al cambio.

Así que los “editores 3.0” son los profesionales capaces de generar contenidos que estén a la altura de las audiencias del siglo 21, por lo que los medios deben cambiar sus procesos y conceptos con el fin de integrarlos de mejor manera a sus redacciones.

...coméntale!...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s