Sí, los ‘godínez’ contaminan

tráfico

Home office, horarios escalonados y transporte digno
son opciones que deberían implantarse en la CDMX

LO DIJE EL AÑO PASADO y lo reitero hoy: El problema de la contaminación en la Ciudad de México no se resuelve solamente prohibiendo la circulación de los coches (eso lleva casi 30 años sin funcionar), sino que es necesario tomar medidas más extremas y únicas para una urbe como esta.

Tenemos miles de microbuses ¡y hasta combis! circulando en mal estado, generando tráfico y haciendo paradas a cada rato, lo cual genera mucha más contaminación y atenta contra la movilidad (eso también genera contaminación). Por cierto, los “micros” hacen muchas paradas porque a la gente le gusta bajarse justo en la puerta de su casa.

¿Qué caso tiene que toda la gente entre y salga de trabajar a la misma hora y en los mismos lugares? Eso genera embudos para los que zonas como Polanco o Santa Fe no están preparadas (la primera porque era residencial y la segunda porque la hicieron mal), por lo que habría que escalonar horarios y tener oficinas que operen 24 horas y no sólo de 9 a 7.

¿Por qué tooodos tienen que ir a hacer en una oficina lo que pueden hacer en la mesa de su casa? El home office debe ser una práctica común en la época de las telecomunicaciones y en la que todos traen una potente computadora en el bolsillo (sí, sí, “un obrero no puede hacer home office“, sí, lo sé… pero el que les paga la nómina o el que paga los impuestos, no tiene que estar todos los días en la planta, ¿ya?).

En la CDMX, el transporte público no sólo es ineficiente, sino que es indigno. Sí, las personas tienen derecho a moverse por la ciudad con dignidad, pero justamente la dignidad es lo que han perdido los usuarios de transporte público que ven como “normal” viajar apretados en el Metro, corriendo peligro en un microbús o esperando horas a que pase el camión que los lleve a casa. Y lo peor: ¡hay quien cree que quejarse de eso es “clasista”!. Eso es como resignarse a venir a sufrir a este valle de lágrimas, pues. Si el transporte público fuera digno, la gente no usaría su auto, ese fue el éxito de Uber, por ejemplo, ya que la gente descubrió los viajes puerta a puerta, entre otras ventajas.

Las fábricas que se encuentran en el Estado de México generan gran parte de la contaminación que se queda atrapada en el Valle de México, y nadie las está regulando. Millones de personas tienen que viajar dos a tres horas desde el Edomex hasta la CDMX porque en municipios densamente poblados, como Ecatepec o Atizapán no hay dónde trabajar y a nadie se le ha ocurrido desarrollar algo como Santa Fe en esas tierras.

Por cierto, se debe pensar como megalópolis y regular parejo a la Ciudad de México y a los municipios que están pegados a ella, como Naucalpan o Tlanepantla. ¡No pueden seguir tratándolos diferente como si estuvieran en otro continente!

Estas acciones son más importantes y pueden ser más efectivas que dejar el auto en casa. Insisto, el No Circula lleva demostrando que no sirve desde 1990 cuando lo creó Carlos Salinas de Gortari y su banda… y ninguno de ellos, por cierto, vive hoy en la Ciudad de México.

...coméntale!...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s