Tú lo necesitas más que yo, cabrón

Yo, cuando salí en "Las Noticias del Día" en la universidad.
Yo, cuando salí en “Las Noticias del Día” en la universidad.

Por diversas causas,
esta anécdota me ha estado dando vueltas en la cabeza
los últimos meses, por eso la quise escribir
y ahora se las comparto.

CUANDO ESTABA EN SEGUNDO SEMESTRE DE LA UNIVERSIDAD, una noche regresaba de la ENEP Acatlán y, cuando llegué al metro Cuitláhuac, me di cuenta que ya no tenía dinero para tomar el microbús que me dejaba a un par de cuadras de mi casa.

Eran más de las 10:00 de la noche y, aunque la distancia era “caminable”, ya me habían tocado ser asaltado dos veces cerca de las vías del tren, por lo que lo más seguro era irme en el transporte colectivo. Ir sin dinero era más peligroso todavía si me tocaba la “suerte” de un atraco.

Así que no me quedó de otra que pararme a la entrada de la estación y pedirle unas monedas a la gente para completar mi pasaje. Tampoco tenía dinero para ir a la escuela el resto de la semana, pero en ese momento lo importante era llegar a mi casa.

Fue entonces cuando vi salir a una señora (que en ese entonces tendría más o menos la edad que hoy tengo yo) y le dije algo así como que “si me podía ayudar con una moneda para completar para mi pasaje”.

Sin pensarlo, tomó de la bolsa de su chamarra un monedero y sacó un billete de 20 y unas monedas que sumaban un total como de 40 pesos (yo me podía ir a la casa como con 2 pesos).

Sorprendido, intenté devolvérselos y le dije: “No, solamente necesito juntar lo de mi pasaje”.

Ella, sin modificar su cara de cansancio, señaló un libro que yo traía en la mano, con el encuadernado y sello de la biblioteca, y me dijo: “Si es para que sigas yendo a la escuela, tú lo necesitas más que yo, cabrón”.

Se dio la media vuelta y siguió caminando por la México-Tacuba que a esa hora sólo estaba iluminada por los puestos de tacos que quedaban abiertos.

Tardé varios segundos en reaccionar, pero cuando lo hice, sólo atiné a gritarle “¡gracias!”, a lo que ella solamente respondió levantando su brazo derecho, sin voltear a verme y sin detenerse.

Y sí, efectivamente ese dinero me alcanzó para ir a la escuela durante el resto de esa semana y parte de la próxima, en lo que volvía a ser quincena.

Yo trabajo formalmente desde que estaba en la prepa, pero esos eran los días posteriores al “Error de Diciembre”, por lo que ya se había cerrado la plaza de medio tiempo que tenía como cajero de banco (ahora veo que ese ha sido el trabajo más pinche que he tenido, pero luego contaré por qué) y era imposible conseguir empleo para alguien como yo que todavía no sabía hacer mucho y que, además, quería “darse el lujo” de ir a la universidad por las tardes. Era 1995, y todavía no existían los programas de becarios y demás que existen hoy, ¡y menos para alguien de segundo semestre!. Mi único ingreso para ir a la escuela era una quincena que me daba mi hermana y que, si tenía que ir a otro lado o comprar algún material durante ese lapso, se me “desacompletaba”.

Varios meses después conseguí empleo de fin de semana y mi beca de la UNAM, las dos cosas que me permitieron terminar la carrera (ya también lo platicaré luego) y hasta pagar cosas en la casa, pero siempre me quedó un profundo agradecimiento por esa señora que, valiéndole madres quién era, compartió su dinero para que alguien más fuera a la escuela.

1 Comment

  1. Y tal vez de la misma manera, algún día, tú estarás del otro lado, verás a alguien que necesite más que tú y lo ayudarás, marcarás de alguna forma su vida, quizás no por la ayuda práctica que le brindes, sino por el significado sutil de lo que habrá de resolver…
    Porque la gente que trasciende, la que no es del montón, la que marca la diferencia, es la que con pequeños detalles, cambia el mundo…
    Y tú eres uno de ellos!!!!

    Me gusta

...coméntale!...

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s